EscrituraLibre

Agua fresca y limón

Llevo días bebiendo agua fresca con limón, con este adelanto de la primavera en Febrero y la falta de lluvias, los virus han proliferado por toda la casa. Quiero abrir las ventanas, necesito aire fresco.

Que frescor mas bueno, el soltar tanto e hidratarse de nuevo. Con este tiempo florido, el cuerpo que viene del invierno tiene que soltar lo pesado y toxico que ha acumulado.

Que frescor tan bueno del limón en el agua fresca y que bien me sienta algo de ácido, siento que me esta limpiando. En lo físico mucho, en lo espiritual siento que respiro mejor, que tengo frescor dentro de los pulmones y que lleno de prana el abdomen y el pecho.

Cuanto más espacio dejo para lo nuevo, aprovecho lo viejo como aprendizajes, sigo abriendo espacios donde cabe experiencia y confio en que la Primavera llegue, cuando tenga que llegar, que los adelantos nunca han sido bueno.

Cada cosa a su tiempo.

No empujes el río que fluye solo ( De la gran Barry Stevens, escritora y terapeuta)

Sigueme en:

1 pensamiento sobre “Agua fresca y limón

  1. Esta primavera adelantada nos provoca,paradojicame nte, un poco de tristeza y nerviosismo,como si el alma se negara a abandonar el invierno…la casa llena de virus y el cuerpo también.
    Abramos las ventanas y que el agua con limón y el sol nos limpie el corazón…q luminosa y fresca tu reflexión,gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *