Yoga para Niños

El Yoga para niños es una forma sencilla de divertirse a la vez que invitamos al niño a mirar a su interior y sus iguales de una forma no competitiva.

Ayuda a sentirnos vivos, con capacidad de disfrutar, jugar y relajarse.

Seguimos una secuencia de clase en la que aprendemos Posturas de Yoga, Ejercicios de respiración y Relajación a través de Historias, juegos, mantras para niños, meditación y mindfulnees.

La práyoga para ninosctica del Yoga para niños

  • Ayuda a los niños a aprender a manejar sus emociones y sus estados de ánimo entre otras muchas cosas.
  • Les ayuda a equilibrar sus emociones, fortalecer su concentración y ser flexibles ante ciertas situaciones.

Los niños son seres muy sensibles, personas completas con antenas de alta potencia que registran cada vibración a su alrededor, total y profundamente.

¿Qué es el Yoga?

“Una actividad que pone en movimiento o inmoviliza el cuerpo de forma útil, armoniosa, inteligente, consciente y agradable, al ritmo de una respiración consciente”

Según el libro “Yoga para niños, técnicas, asanas y rutinas” (2012), yoga es una disciplina psicofísica nacida en la India hace varios milenios, que tiene como meta lograr la armonía interior y mejorar la calidad de vida”

Su práctica proporciona recursos para disciplinar la mente, las emociones y el cuerpo con el fin de ponerlas bajo control de uno mismo, canalizando esta energía interna hacía canales más constructivos y haciendo posible vivir una vida plena y completa libre , desarrollando un habito de yoga infantil podrá tener mejor calidad de vida durante la adolescencia y la adultez.

A nivel educativo puede:

  • Mejorar los hábitos posturales
  • Controlar la agresividad
  • Focalizar la mente
  • Colabora en la convivencia e inclusión
  • Enseña a respirar y mantener la calma
  • Enseña a relajarse y mantener un buen nivel de energía
  • Colabora en el desarrollo de la memoria
  • Mejora la autoestima del niño y la confianza.

Todos estos beneficios, como todo en la vida, exigen cierta disciplina y práctica continuada, pero sembrando en ellos esa semilla, en algún momento florecerá y dará sus frutos.
¡Namaste,¡ que seáis felices y hagáis florecer la semilla, que todos llevamos dentro.