YogaCuentos

CUENTOS PARA PENSAR

CUENTOS PARA PENSAREn el blog podrás encontrar una gran sección de Cuentos para Pensar, haciendo un homenaje al libro de Jorge Bucay , Recuentos para Demian, por eso lo he titulado de esta forma.

Los cuentos son esas narraciones breves orales o escritas que han sido creadas por uno o varios autores en la que con pocos protagonistas y una trama muy sencilla se pueden extraer aprendizajes para toda una vida, y es que además de amenos, los cuentos nos llevan directamente a nuestra infancia, conectan con nosotros de manera automática.

¿A quien no le gusta que le lean un buen cuento? Aquí la lectura la hacéis vosotros y desde vuestra propia experiencia personal conectamos con el cuento. En este caso, El Desafío que es un cuento extraído de un libro de Ramiro Calle nos habla de la necesidad de las tormentas vitales para llegar al entendimiento correcto. Os dejo con este sencillo y profundo cuento. Te espero en mi blog con todo el contenido seleccionado con mucho cariño para tu crecimiento personal. Ahora más que nunca, viviendo en plena pandemia no comprendemos la desdicha, ni comprendemos esas tormentas y crisis que nos está tocando vivir, como dice un buen amigo mio, ningún marinero aprender a navegar con el mar en calma.

Es imprescindible un poco de lucha, las tormentas con sus truenos, relámpagos y tristezas, nos enriquece tanto como la felicidad y la alegría

El desafío

Oí un parábola antigua y debe serlo porque en aquellos años Dios acostumbraba a vivir en la Tierra. Un día un viejo campesino fue a verle y dijo.” mira tu debes ser Dios y debes haber creado el mundo, pero hay una cosa que tengo que decirte: No eres un campesino, no conoces ni siquiera el ABC de la agricultura. Tienes algo que aprender “Dios dijo: ¿Cuál es tu consejo? El granjero dijo: “Dame un año y déjame que las cosas se hagan como yo quiero y veamos que pasa. La pobreza no existirá más”.

Dios aceptó y le concedió al campesino un año. Naturalmente pidió lo mejor y solo lo mejor: ni tormentas, ni ventarrones, ni peligros al grano. Todo confortable, cómodo y él era muy feliz. El trigo crecía altísimo. Cuando quería sol, había sol cuando quería lluvia, había lluvia tanta como hiciera falta. Ese año todo fue perfecto, matemáticamente perfecto.

El trigo crecía tan alto….que el granjero fue a ver a Dios y le dijo:

¡Mira! Esta vez tendremos tanto grano que si la gente no trabaja en 10 años, aún así tendremos comida suficiente.

Pero cuando recogieron los granos estaban vacíos. El granjero se sorprendió. Le pregunto a Dios: ¿ Qué pasó, que error hubo?. A lo que le respondió. ” Como no hubo desafió no hubo conflicto, ni fricción, como tu evitaste todo lo que era malo el grano se volvió impotente”. Un poco de lucha es imprescindible, las tormentas, los truenos, los relámpagos son necesarios, porque sacuden el alma dentro del trigo”

Por eso, en los días de mayor dificultad, aprende que el día es tan necesario como la noche, que los días de tristeza son tan esenciales como los de felicidad. Así , descubrirás cuan grande es la belleza de la vida, cuánta riqueza llueve sobre ti en todo momento y dejarás de sentirte mal cuando las cosas no van de acuerdo a tus deseos.

Esto para mí es entendimiento. ¿Y para ti? Utilizas los cuentos para aprender esa sabiduría que esta dentro de ellos. Nos enriquecemos mutuamente compartiendo nuestro conocimientos y nuestra luz,

Namaste, Ana.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *