YogaFilosofía

RESEÑAS LIBROS: CAMINO VIEJO, NUBES BLANCAS

El post de hoy no pretende ser un artículo divulgativo como otros, sino una válvula de escape a través de la escritura y retomar un poco el blog que con tanto cariño cree hace unos años, soy consciente que necesita tiempo, mimo y cariño para que pueda crecer, y ahora esta siendo un momento complicado para sacar tiempo para él, todos estos cambios de estos meses, harán que sea una fuente de conocimiento para luego escribir sobre ellas y extraer aprendizajes para mí y los que le dedicáis vuestro tiempo.

Me gustaría compartir un recomendación de un libro, ” Tras las Huellas del Buda, Camino Viejo, Nubes Blancas” que llevo leyendo unos meses y que narra la vida de Buda, de una manera muy delicada por el magnifico monje budista Thich Nhat Hanh, quien ha sido nominado como premio Nobel de la Paz en 1967. Es mi recomendación para hoy domingo y para estos meses de recogimiento, si estas interesado en conocer la vida de Buda, a modelo de cuento entre el joven pastor Svasti y el mismo Buda, te aseguro que te deleitaras con la forma de escribir del famoso monje y sus ilustraciones.

dscn1372

Hoy, pensando en esta lectura, en la compasión y el amor de Buda hacía sí mismo, de forma desapegada y hacía todos los seres, me ha venido de inspiración, ya que he necesitado ejercer el músculo de la comprensión y cariño hacía mí, sentir que puedo contar conmigo, con mis recursos, parar y escuchar mi cuerpo y mi mente, aún que no me este gustando lo que siento y los malestares del corazón y el cuerpo, eso es para mí la conciencia del Buda que todos poseemos. También el concepto de no juzgar lo que esta sucediendo aquí y ahora.

Hay que intentar ser benevolentes y hablarnos bien, nos enseñan desde pequeños a esforzarnos por los demás, a no ser egoístas con otros y hablarlos bien, pero ¿ y hacía nosotros mismos?. En ese sentido creo que hay mucho trabajo por hacer con los niños a los que enseño Yoga y no cabe duda que en mis relaciones familiares y personales.

¿Qué podemos hacer por nosotros mismos para que esto suceda?, lo que pensamos es lo que genera nuestras emociones, entonces, hablarnos como a un amigo y escucharnos lo que cada momento nos pide el cuerpo y el corazón. Se compasivo contigo mismo por encima de todas las cosas. Siendo mujer además tenemos en nuestro subconsciente colectivo, el hecho de tener que sacrificarnos por los demás y desvivirnos dejando de la lado nuestras necesidades, sean del tipo que sean. Mi camino pasa por reconocer las mías, y el yoga es una de las Vías que me ayuda a verlas, al conectar con lo mas profundo de mi ser.

Que seas feliz y compasivo contigo y con los demás, siempre empieza por tí misma.

Namasta, Ana.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *